Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /var/www/vhost/cajasfuertesfichet.com/home/html/blog/wp-content/themes/meteor/framework/compat/theme.php on line 5

La caja fuerte más segura: Camaleónica y resistente a las llamas

La caja fuerte más segura: Camaleónica y resistente a las llamas

La caja fuerte más segura es la que no encuentran los ladrones. A pesar de que los diseños son capaces de impedir a los delincuentes acceder a los bienes y documentos preciados, la forma más eficiente de proteger los objetos más importantes es un buen ‘disfraz’. De ahí que las cajas fuertes camufladas cuenten con una gran popularidad en el mercado, siendo la combinación perfecta entre seguridad tradicional y una habilidad camaleónica de pasar desapercibida a la vista.

Existen una gran variedad de cajas fuertes camufladas. Las más comunes son aquellas que simulan ser un trozo decorativo de una pared, una serie de libros en una biblioteca, una toma corriente falso o una trampilla en el suelo. La clave está en encontrar un modelo que esté totalmente adaptado al entorno y que, a pesar de que se pueda ver con cierta facilidad, su presencia no sea disruptiva ni lleve a pensar que hay una caja fuerte detrás de su fachada.

Ahora bien, estar oculta no es la única garantía de seguridad. Los incendios suelen ser una de las causas más comunes en la pérdida de bienes preciados. Por esto, es fundamental que, además de estar camuflada, la caja fuerte también sea ignífugas o, lo que es lo mismo, que sean resistente al fuego. Incluso, dependiendo del modelo éstas cajas fuertes son capaces de soportar una temperatura exterior de 600 grados durante 30 minutos, sin que la temperatura interior sobrepase los 170oC.

En este sentido, habrá que determinar si se desea apostar por un modelo diseñado para cuidar del fuego a documentos, dinero u otros bienes en material de papel o si, por el contrario, los activos valiosos son objetos magnéticos como pueden ser cintas o equipos tecnológicos. También hay quien necesita dar protección a soportes informáticos, como USB o discos duros. Cada una de estas necesidades cuenta con una caja fuerte diseñada a la medida para resistir el calor y las llamas sin perjudicar el contenido en su interior.

La combinación de ambos factores permitirá garantizar que el acceso a la caja fuerte sea muy limitado, así como que esté a salvo en caso de incendios (accidentales o provocados), lo que garantizará que las pertenencias quedarán protegidas ante cualquier posible incidente o intento delictivo.